martes, 14 de diciembre de 2010

lunes, 13 de diciembre de 2010

LLAMA DE AMOR VIVA

En honor al Santo Padre del Carmelo Teresiano, San Juan de la Cruz, cuya fiesta celebramos el 14 de Diciembre


domingo, 12 de diciembre de 2010

LA AVENTURA DE LA FE - 2a. parte

LA AVENTURA DE LA FE - 1a. parte

ORACIÓN TERESIANA

Teresa, maestra de oración, nos sitúa hoy delante de Jesucristo atado a la columna. Y nos dice que hay dos formas de meditar en este paso de la Pasión, una activa o discursiva y otra pasiva o receptiva.
 Unos meditan así : Ponémonos a pensar un paso de la Pasión, digamos el de cuando estaba el Señor a la columna. Anda el entendimiento buscando las causas que allí da a entender, los dolores grandes y pena que Su Majestad tendría en aquella soledad, y otras muchas cosas que podrá sacar de aquí, si el entendimiento es obrador. O, que, si es letrado, es el modo de oración, en que han de comenzar y demediar y acabar todos, y muy excelente y seguro camino. Es bueno discurrir un rato y pensar las penas que allí tuvo, y por qué las tuvo, y quién es el que las tuvo, y el amor con que las pasó.


Pero Teresa propone un método nuevo y mejor, en el que el entendimiento esté callado.Ella lo experimentó, y lo denomina contemplación : No se canse andando siempre discurriendo, sino que se esté allí con El, acallado el entendimiento. Si pudiere, se ocupe en que mire que le mira, y le acompañe y hable y pida y se humille y regale con Él, y acuerde que no merecía estar allí. Cuando pudiere hacer esto, hallará grande provecho, pues hace muchos provechos esta manera de oración. Al menos, hallóle mi alma.

Os invito a hacer diez minutos de contemplación, siguiendo la pauta que nos marca Teresa en el segundo método.

Mons.Nicolás Gonzalez
Capellán de "La Encarnación"

viernes, 10 de diciembre de 2010

TERESA Y SAN JOSE, según ANA DE JESUS LOBERA




Nos cuenta Ana de Jesús (Lobera), compañera de la Santa, en los procesos de beatificación, cómo se les apareció San José cuando iban camino de Beas de Segura, para fundar en aquélla villa un nuevo "palomarcico": 

"Perdidos en los riscos de Guadaldinfierno, abocados a unos precipicios horrorosos de corte vertical de unos 300 metros de profundidad, la Santa recomienda a las ocho monjas que pidan a Dios y a nuestro Padre San José que nos encaminen, porque íbamos perdidos, y en esto oyen una voz potente que sale desde la abisal hondonada, "una hondura muy honda", que les dice:

"Teneos, tenéos, que vais perdidos y os despeñaréis si pasáis por ahí". 

Con las indicaciones del misterioso personaje, surgido de improviso, se encuentran en camino franco; algunos quieren ir a buscar al hombre para agradecerles el haberles salvado la vida.
Mientras ellos buscan al hombre, la Santa dice a sus monjas con mucha devoción y lágrimas: 

"No sé para qué le dejamos ir, que era mi padre San José y no le han de hallar". 

Realmente San José iba al lado de la Santa para protegerla.

domingo, 28 de noviembre de 2010

EL AMOR DE MI VIDA

Praga
Agregar escarcha a las imágenes

¡ MONJA MAL TOCADA, MUJER MAL CASADA !

Viendo la Santa que una novicia vestía con desaliño y se tocaba descuidadamente, la riñó diciendo:
"¡ Monja mal tocada, mujer mal casada !"

En la ideología teresiana las monjas eran en verdad esposas de Cristo.  
El velo es un sacramental de respeto y un signo de consagración a Dios. Había que llevarlo de forma que no fuese signo de vanidad; por otra parte, tan dignamente que diese conciencia del significado místico de consagración al esposo.  El cronista dice que cuando lo trazó deseaba mucho "que fuese decente, honesto y descuidado; y encomendándolo a Dios se fue a comulgar.  Habiéndola instruido nuestro Señor de cómo lo había de trazar, pidió una sábana de lienzo grueso de la ropería, y deshaciéndola cortó un tocado de la suerte que hoy usan sus hijas, sin curiosidad alguna y tan fácil de poner, que con sólo dos alfileres se acomodan". (1)

Del cuidado que del tocado tenía y exigía hay memoria en una nota del convento de Consuegra: "A una religiosa de las que fueron a fundar aquella santa casa, le cosió nuestra Madre el velo con la toca, porque no se tocaba bien, y la dijo que las monjas mal tocadas parecen mujeres mal casadas". (2) 

(1) Francisco de Santa María, Reforma de descalzos, 1. 1, c 52
(2) Memorias Historiales, R, n. 415

La herencia teresiana
P. Efrén J. M. Montalva


jueves, 11 de noviembre de 2010

...HERMOSA, DISCRETA Y SANTA...

Dice la leyenda que una vez se presentó la M. Teresa, llamada por el rey Felipe II, el cual le preguntó: "Madre Teresa, dícenme de vos que sois hermosa, discreta y santa. ¿Qué decís de ello?"  Y que la Santa, sin arrugarse respondió luego: "Señor, le de hermosa, está a la vista; lo de discreta, parece que nos soy tonta; lo de ser santa ¡sólo Dios lo sabe! (1)

La versión directa e histórica la refiere su interlocutor, fray Pedro de la Purificación, durante la fundación de Burgos :  "No sé sobre que cosa que tratábamos de imperfecciones en principiantes a servir a Dios, me dijo una vez: - Sepa, padre, que me loaban de tres cosas temporales, que eran: de discreta, de santa y de hermosa. Las dos creíalas yo y persuadíme que las tenía, y lo que creía era que era discreta y hermosa, que era harta vanidad; mas de que me decían que era buena y santa, siempre entendí que se engañaban, y así nunca tuve que confesarme de consentimiento de tal culpa ni me vino vanagloria de esta alabanza". (2)

Gracián, que también se lo oyó repetidas veces, lo refiere de otra manera:  "Decía que el mundo le había levantado tres testimonios sin algún fundamento: el primero, cuando moza, en decir que era hermosa; cuando oyendo esto se miraba en el espejo, no acababa de atinar por qué le levantaban tan gran mentira. El segundo, de bien entendida, y cuando veía el talento de sus hijas, se avergonzaba en hablar delante de ellas. El tercero, que era buena; y que éste no podía llevar en paciencia cuando conocía sus faltas". (3)

La herencia teresiana
F.Efrén J. M. Montalva

jueves, 14 de octubre de 2010

BREVE RESEÑA DE LA VIDA DE TERESA

ENSEÑANZAS DE SANTA MADRE


"Pues digo que es peligroso ir tasando los años que se han tenido de oración, aunque haya humildad, parece puede quedar un no sé que de parecer se merece algo por lo servido. No digo yo que no lo merecen y les será bien pagado; mas cualquier espiritual que le parezca que por muchos años que haya tenido oración merece estos regalos de espíritu, tengo yo por cierto que no subirá a la cumbre de él. ¿ No es harto que haya merecido le tenga Dios de su mano para no le hacer las ofensas que antes que tuviese oración le hacía, sino que le ponga pleito por sus dineros, como dicen? No me parece profunda humildad. Ya puede ser lo que sea, mas yo por atrevimiento lo tengo; pues yo, con tener poca humildad, no me parece jamás he osado. Ya puede ser que, como nunca he servido, no he pedido; por ventura si lo hubiera hecho, quisiera más que todos me lo pagara el Señor.
No digo yo que no va creciendo un alma y que no se lo dará Dios, si la oración ha sido humilde; mas que se olviden estos años, que es todo asco cuando podemos hacer, en comparación de una gota de sangre de las que el Señor por nosotros derramó. Y si con servir más quedamos mas deudores, ¿qué es esto que pedimos, pues si pagamos un maravedí de la deuda, nos tornan a dar mil ducados? Que, por amor de Dios, dejemos estos juicios, que son suyos. Estas comparaciones siempre son malas, aún en cosas de acá; pues ¿qué será en lo que sólo Dios sabe? Y lo mostró bien Su Majestad cuando pagó tanto a los postreros como a los primeros.

VÍSPERA DE LA GRAN FIESTA DEL CARMELO TERESIANO!!!

jueves, 30 de septiembre de 2010

¿QUE SABRÁN DE MILAGROS?!!!

En su continuo ir y venir por caminos y ventas, el Descalzo, fray Juan de la Cruz ha tenido que soportar todas las peripecias normales del viajero, además de los imprevistos que abundaban en una sociedad menos organizada que la nuestra.

Siendo fray Juan vicario provincial, camina desde Córdoba con fray Martín y fray Pedro.  Ya se avista el río Salado, y al bajar de Porcuna para el río, fray Pedro comienza a correr cuesta abajo, se cae aparatosamente y se quiebra una pierna, "porque las canillas sonaban como una caña cascada" . Mientras el Santo le curaba la pierna "teniéndola este testigo". El Santo "lo curó y puso un paño con una poca de saliva, y le hizo subir en un bagaje".

Llegados a la venta Los Billares, le dice fray Juan al accidentado "Aguarde, le apearemos, no se lastime", fray Pedro responde "Yo no tengo mal ninguno, porque la pierna tengo ya sana", y diciendo esto, se arrojó del bagaje al suelo sin que hubiera mal alguno en su pierna.

Ambos, fray Pedro y fray Martín, comienzan a clamar "¡Milagro! ,¡ milagro!!" , y fray Juan reprendiéndoles:  ¿Qué sabrán ellos de milagros?!! y cierra la crónica fray Martín : "Y mandó a este testigo y al dicho Donado, que no hablasen más de lo susodicho cosa alguna".

Foto de un atardecer en Porcuna, Jaén, España

martes, 21 de septiembre de 2010

lunes, 20 de septiembre de 2010

ESTRENO MUNDIAL !!!! 20/09/10



Parroquia de Ntra Sra. del CARMEN

La Sabatina OCD

CD. Nací para tí
Gentileza de Fray Antioco

jueves, 9 de septiembre de 2010

TALLA


Esta imagen de Santa Teresa, es muy particular, pues no es tradicional a la iconografía ya conocida por todos. Le fue inspirada a San Enrique de Ossó, sacerdote secular catalán del Siglo XIX, gran teresianista y fundador de la familia teresiana (Compañia de Santa Teresa de Jesús, Movimiento Teresiano de Apostolado, Amigos de Jesús).

De hecho esta imagen fue un obsequio de San Enrique para las teresianas de México. Se encuentra en la capilla del colegio América de Puebla.


Tomado de Con Teresa, rumbo al V centenario
Gentileza de Pasionaria Andrión y Mario Carlos Sarmiento Zúñiga

jueves, 2 de septiembre de 2010

LAS MALAS POSADAS


Sta. Teresa comparaba los tormentos de la otra vida con los de "una mala posada" 
Las malas posadas, en especial de Andalucía, dejaron malos recuerdos en la Santa. Mas cuando comparó las penas de ultratumba con las malas posadas no había tenido aún experiencia ni había hecho caminos por Andalucía.  Comparaba así: "Pues para una noche, una mala posada no hay quien la sufra, pues posada de para siempre, siempre, para sin fin, ¿qué pensáis sentirá aquella triste alma? (1).  Más adelante el humor de la Santa describía las famosas posadas, como aquella de Córdoba : "Fue darnos una camarilla o tejavana; ella no tenía ventana, y si abría la puerta, toda se henchía de sol, que no es como el de Castilla, sino muy más importuno, Hiciéronme echar en una cama, que yo tuviera por mejor echarme en el suelo; porque era de unas partes tan alta y de otras tan baja, que no sabía cómo poder estar, que parecía de piedras agudas."  Si por aliviarle la fiebre le echaban agua a la cara, era tan caliente que nada aliviaba. Y a todo se juntaban "los gritos y juramentos de la gente que había en la venta y el tormento de los bailes y panderos, sin bastar ruegos ni dádivas para los hacer quitar de sobre la cabeza de la Madre, que con la furia de la calentura estaba casi sin sentido".(2)
No eran mejores los mesones de Castilla, como el que describe Julián de Ávila, camino de Salamanca: "Fuimos a parar a un mesón donde había tantos arrieros echados por aquellos suelos, que no había donde poner los pies sino sobre albardas u hombres dormidos. Hallamos adonde meter a nuestra Santa Madre y a las monjas que llevábamos, que no creo había seis pies de suelo; de manera que para caber habían de estar en pie. Lo que tenían de bueno estas posadas, que no veíamos la hora de vernos fuera de ellas".(3)

(1) Cam.- E 70,4; C-V. 40,9
(2) Tiempo y vida, II, 397
(3) J. de Ávila, Vida de S. Teresa, II, 8

La herencia teresiana
P. Efrén J. M. Montalva

martes, 31 de agosto de 2010

1 de Septiembre - Santa TERESA MARGARITA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS (REDI)


Hoy, Teresa Margarita,

sol del Carmen de Florencia.
la mañana resucita
con la luz de tu presencia.


Logras tu anhelo: ser rosa
del vergel carmelitano,
que tu alma solo rebosa
de amor a Dios y al hermano.


Acudes sedienta al pozo
abierto en el Corazón
de Cristo, y sacas con gozo
las aguas de salvación.


La noche oscura te asalta,
y te abrazas a la cruz,
completando lo que falta
a la pasión de Jesús.


Mientras vamos de camino.
queremos vivir, en pos
de ti, con gesto paulino:
“ocultos con Cristo en Dios”.


La fe de amor encendida
alabe a la Trinidad,
Padre-origen, Verbo-vida
y Espíritu-caridad. Amen.


Himno de Laudes de Oficios Propios del Carmelo Teresiano


jueves, 26 de agosto de 2010

HIMNO


26 de agosto
TRANSVERBERACIÓN DEL CORAZON DE TERESA DE JESÚS 

Hiere más, Esposo amado,

hiere más, hiere más,
que así la vida me das.


En tan hermoso herir,
solo tú has podido hallar
un morir que es alentar
y un matar que no es morir.
Expiar para vivir
fraguando en tu herida estas;
sabroso haces el sentir;
hiere más, hiere más,
que así la vida me das.


Con ese dardo encendido
logro tu amor sus hazañas
hasta donde me has herido.
Ya esta el corazón partido,
más siempre uno lo hallaras;
y pues triunfas del vencido,
hiere más, hiere más,
que así la vida me das.


El alma tengo abrasada
con el fuego de la herida;
si de aquel más encendida,
de esta más enamorada;
la llaga es tan regalada,
que espero si otra me harás;
mi Amado, venga otra espada;
hiere más, hiere más,
que así la vida me das.



Himno de vísperas del Oficio Propio del Carmelo Teresiano

jueves, 19 de agosto de 2010

BILOCACIÓN - 2da. Parte

Sor Ana de Jesús Lobera dice en los Procesos: "La Madre Teresa de Jesús no sólo ha dado avisos en espíritu después de muerta sino también estando viva... Así, en esta casa de Salamanca, hace unos veinte años, estando ella fundando en Segovia, teníamos aquí a la hermana Isabel de los Ángeles, con gran enfermedad desde hacía ocho meses, que daba compasión verla. El día de san Bernabé (11 de junio de 1574) por la mañana, estaba fatigadísima cuando nos fuimos a misa; y cuando vinimos la hallamos con extraordinaria alegría... Después que se fueron las otras Madres, yo, que había sido su maestra, quédeme sola con ella y le dije: “¿Qué tienes que estás tan cierta de que hoy vas a salir de este destierro?” Ella me afirmó que, durante la misa, había estado nuestra Madre Teresa de Jesús con ella bendiciéndola y regalándola, diciendo: “Hija mía, no sea boba ni esté con esos temores, sino muy confiada en lo que hizo por ella su Esposo, que es grande la gloria que Dios le tiene preparada y crea que hoy la gozará”; y así me afirmaba y parecía que tenía el alma con mucha paz y en esa serenidad pasó el día hasta la noche, que nos fuimos a Maitines, dejando con ella dos o tres de nosotras; y al punto que en el coro queríamos tomar la disciplina, pues era viernes..., cesamos y fuimos todas juntas a la enfermería y, poniéndola el crucifijo y la vela en la mano, comenzamos a bendecir el nombre de Jesús y a decir el Credo con ella y, en acabando la postrera palabra del Credo, expiró; y luego comenzó a cubrirse el cuerpo de tan gran hermosura y resplandor que se vio claro ser cosa sobrenatural y celestial. Y esto no sólo lo vimos todas las religiosas, sino también cuantas personas de otras Órdenes y seglares vinieron a su entierro... El mismo día que la enferma dijo que había visto a nuestra Madre, escribimos a Segovia donde ella estaba, diciendo a la Priora y Subpriora de allí se lo dijesen para ver si podían entender cómo había sido, y se lo contaron diciendo: “Madre, no en balde aquella mañana, después de haber comulgado vuestra Reverencia llegamos dos veces a darle recado y no nos respondió, pues estaba como muerta a la misma hora que escriben de Salamanca que estuvo allí”.




Ellas nos escribieron, diciendo que se había reído y dicho: “Váyanse de ahí, qué cosas inventan”; y que con esto habían visto que era cierto. Y nosotras vimos que lo era en una carta que había escrito la Madre a la Priora de acá (Salamanca) antes que se lo dijesen, y en ella le avisaba de dos cosas que era imposible saberlas no habiéndolas visto. Y diciéndome a mí la Madre Priora ¿cómo es posible saber esto nuestra Madre? Dije: “Claro está que vería toda la casa el día que estuvo aquí con la hermana Isabel de los Ángeles”... Yo le pregunté a la Madre Teresa, cuando envió por mí para llevarme a ser Priora al convento de Beas..., y con el amor que me tenía, me respondió claramente que así había sido ."

viernes, 13 de agosto de 2010

BILOCACIÓN - 1ra. parte

Del mismo modo que otros santos, entre ellos Martín de Porres, Pío de Pietrelcina, Alfonso María de Ligorio, nuestra Santa Madre Teresa de Jesús recibió la especial gracia de la bilocación, tal como se relata en las Actas de los Procesos de beatificación y canonización, dados a conocer por el Padre Fray Silverio de Santa Teresa, de los cuales en esta primera nota daremos a conocer tres.

La Vble. Ana de San Agustín, compañera y una de las predilectas de Teresa, testimonió lo siguiente: Estando esta testigo de sacristana en Malagón y estando un día durmiendo en su cama, la despertó la Madre Teresa de Jesús y le dijo: "Vete y pon luz delante del Santísimo Sacramento". Y esta testigo se levantó y fue al coro a encender la lámpara, y encendida vio allí a la dicha Madre Teresa de Jesús y se admiró, porque no estaba en dicho convento, sino en Ávila, a muchas leguas de allí, de Malagón; y esta testigo presumió que por su poca devoción la Madre Teresa le hacía este favor para moverla a devoción; y cuando esta testigo quiso hablar, no vio ninguna cosa y desapareció.

La misma Sor Ana de San Agustín  relata: Esta testigo supo de cierta monja de esta casa que estando una noche en oración y estando dicha Madre Teresa ausente de esta villa más de treinta leguas de distancia, se le apareció, porque la dicha monja había pensado la mudase de aquella casa a otra donde estaría mejor; le dijo la dicha Madre Teresa que tuviera cuenta con la casa donde estaba. Y que habrá tres años, poco más o menos, que tornó a desear esta monja que la sacase de aquella misma casa y que se la tornó a aparecer la dicha Madre Teresa de nuevo, cuando estaba ya muerta, estando en Maitines, y reprendióla por este deseo y, no obstante esto, todavía la dicha monja trataba de que la mudasen de allí. Y de allí, al poco tiempo, se le tornó a aparecer, reprendiéndola por desobediente.

Este otro testimonio es del Padre Enrique Enriquez, quien relató lo siguiente en los Procesos: He sabido del Padre Gaspar de Salazar, de la Compañía de Jesús, el cual sabe muchas cosas de la dicha Madre Teresa de Jesús, que estando a muchas leguas de distancia de donde él estaba en su aposento cerrado, se le apareció antes que muriese la dicha Teresa de Jesús y le dio ciertos avisos y amonestaciones, y que este testigo le preguntó después a la dicha Madre, la cual con humilde modestia mostró haber sido así por particular orden de Dios Nuestro Señor para ciertos efectos saludables.

Continuará

lunes, 19 de julio de 2010

20 DE JULIO - DIA DEL AMIGO


ORACIÓN

¡Oh bondad infinita de mi Dios,
que me parece os veo y me veo de esta suerte!
¡Oh regalo de los ángeles,
que toda me querría, cuando esto veo,
deshacer en amaros!

¡Cuán cierto es sufrir Vos
a quien os sufre que estéis con él!
¡Oh, qué buen amigo hacéis, Señor mío!
¡Cómo le vais regalando y sufriendo,
y esperáis a que se haga a vuestra condición
y tan de mientras le sufrís Vos la suya!

¡Tomáis en cuenta, mi Señor,
los ratos que os quiere,
 y con un punto de arrepentimiento
olvidáis lo que os ha ofendido!

He visto esto claro por mí, y no veo, Criador mío,
por qué todo el mundo no se procure llegar a Vos
por esta particular amistad…

Sí, que no matáis a nadie ­¡vida de todas las vidas!­
de los que se fían de Vos
y de los que os quieren por amigo;
sino sustentáis la vida del cuerpo
con más salud y dáisla al alma.


"... que no es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama".  Teresa de Jesús

(Esquemas del Libro de la Vida, ed. de Tomás Álvarez. Monte Carmelo Burgos 2004)

domingo, 18 de julio de 2010

NUESTRA SEÑORA DEL MONTE CARMELO: EL JARDÍN DE LAS GRACIAS DE DIOS.

« Carmelo » es una palabra hebrea. Se creía que venía de« Kerem », que significa jardín, viña, y de « el » que quiere decir Dios, de manera que « Carmelo » querría decir « el jardín de Dios ». Pero, « Kerem » es un nombre común aplicado « por antonomasia », a esa montaña, precisamente por su fertilidad y la exhuberancia de su vegetación. 


Esas características hicieron así de ella « el jardín » por excelencia de Palestina. Si unimos a este hecho toda una serie de pasajes del Antiguo Testamento, donde se habla del Carmelo, nos percatamos que esta montaña, en la literatura, profética y poética de Israel, devino muy pronto el símbolo de la gracia: el Carmelo es el jardín de la belleza y de la fecundidad, de la gracia y bendiciones de Dios para su pueblo.
Lo que se dice de Tierra Santa en general, "tierra donde fluyen leche y miel" es dicho de manera privilegiada de esta parte de Tierra Santa que es el Monte Carmelo.

Este aparece así como el corazón de la Tierra prometida, como lo más hermoso que existe en ella. Él es el símbolo de la gracia de Dios, bien común de toda la Tierra prometida.

Y todo lo que sucede en la Antigua Alianza sería la imagen, el "modelo" de lo que se cumplirá en la Nueva Alianza, el nombre del Carmelo conservará en ésta la significación simbólica que tenía en la otra. Él representará siempre el jardín de las gracias de Dios.


José de Santa María, OCD
La Virgen del Monte Carmelo,
P. Lethielleux 1985


jueves, 15 de julio de 2010

16 de Julio - SOLEMNE CONMEMORACIÓN DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA DEL MONTE CARMELO


Himno de las I vísperas

Blanca flor del Carmelo,
vid en racimo,
celeste claridad,
puro prodigio
al ser, a una,
Madre de Dios y Virgen:
¡Virgen fecunda!

Madre, que florecida 
del Enmanuel,
atesoras intacta
la doncellez; 
estrella, guía
de los rumbos del mar, 
senos propicia.

Vástago de Jesé,
vara profética
que el Hijo del Altísimo
das en cosecha;
Madre, consiente
que vivamos contigo ahora y siempre.

Azucena que brotas
inmaculada
y te yergues señera
entre las zarzas; 
devuelve, Virgen,
nuestra frágil arcilla
a su alto origen.

Ponnos, nueva Judith,
para la lucha
tu santo Escapulario
como armadura;
con tu vestido
cantaremos victoria
del enemigo.

Bajo noches oscuras
navega el alma,
enciende tú los rayos
de la esperanza,
y sé el lucero
que lleve nuestra nave
segura al puerto.

Señora, desde siempre
los carmelitas
nos tenemos por hijos
de tu familia,
y confiamos 
que un día nos acojas
en tu regazo.

María, puerta y llave
del paraíso,
queremos desatarnos
y estar con Cristo;
si tú nos abres,
reinaremos allí
con tu Hijo, ¡Madre! Amén

domingo, 11 de julio de 2010

AFICIÓN AL CAMPO

Dícese, según una leyenda divulgada por René Bazín, que la Santa Madre Teresa expresó cuánto importa gozar del paisaje así: " No importa no tener sino media sardina si tenemos delante un hermoso panorama".(1)


Era notoria su afición al campo. Dice: "Aprovechábame a mí también ver campo u agua, flores. En estas cosas hallaba yo memoria del Criador, digo que me despertaban y recogían y servían de libro" (2)
Sus compañeros de camino dan fe de la propensión que tenía a embeberse en el paisaje, olvidándose de todo.  Así en el viaje a Sevilla, salida de Beas, dice María de San José:  "Aquel primer día llegamos a la siesta
en una hermosa floresta, de donde apenas podíamos sacar a nuestra santa Madre; porque con la diversidad de flores y canto de mil pajarillos, toda se deshacía en alabanzas de Dios" (3)


(1) Otilio, I. c.13
(2) Vida, 9,5
(3) Libro de Recreaciones, 9. Tiempo y Vida II, 394

sábado, 3 de julio de 2010

CAMINO



No son tiempos de creer a todos, sino a los que viereis van conforme a la vida de Cristo. Procurad tener limpia la conciencia y humildad, menosprecio de todas las cosas del mundo y creer firmemente lo que tiene la Madre Santa Iglesia y a buen seguro que vais buen camino. 



Teresa de Jesús, (C. 21,10)

domingo, 20 de junio de 2010

SI NO HUBIESE POESÍA

Dícese que la Santa solía repetir:  La vida sería insufrible, si no hubiese poesía.

Así mencionaba esta leyenda el filósofo Maritain:  "Santa Teresa de Ávila solía decir que, aun para los contemplativos, la vida sería insoportable si no hubiese poesía." (1)

Aunque los versos de Santa Teresa,más que poesía, son efusiva expresión de sentimientos para unir a las hermanas en la alegría por la música y la copla, es cierto que todos los acontecimientos solía sazonarlos con oportunas coplas, ya los caminos, ya los nuevos vestidos y cilicios de las monjas, las velaciones, las Navidades, las rogativas, la memoria de los santos.  Siempre con temple de jolgorio y piedad.

Así se cuenta, y esta vez es historia, que dando la Santa a Inés de Jesús ciertas coplas para que las copiase, "pareciéndole a esta testigo que eran un poco impertinentes para persona tan grave y pensándolo en sí, llegó la Madre a la puerta de la celda de esta testigo y entró diciéndola con su buena gracia:
*Todo es menester para pasar esta vida, no se espante"  (2)

(1) Otilio, 1, c.22
(2) Inés de Jesús, Proc. Segovia, 1595, a.10.
La Herencia Teresiana
P.Fr. Efrén J. M. Montalva



domingo, 6 de junio de 2010

QUITAR LAS OCASIONES

"Todas son mozas: y créame, padre mío, que lo más siguro es que no traten con frailes. Ninguna otra cosa he tanto miedo en estos monesterios como ésto, porque aunque ahora es todo santo, sé en lo que verná a parar si no se remedia desde luego."

La razón fundamental no era el sexo, sino la "ocasión". Dado el instinto erótico que subsiste en todo trato heterosexual y mientras no conste que se ha extinguido el erotismo por la madurez o plenitud de amor espiritual, el evitar ocasiones es uno de los extremos favoritos de Sta. Teresa, hasta el punto de hacer pensar que tenía más malicia de la que cabe en su estado. Ella reprochaba a Gracián su angelismo, y escribía: "El tiempo quitará a v.p. un poco de la llaneza que tiene, que cierto entiendo es de santo; las que son ruínes y maliciosas, como yo, querrían quitar ocasiones".  Y en la Visita de descalzas, que para Gracián era el manual, advertía también: "Es bien quitar las ocasiones y no se fiar de la santidad que viere, por mucha que sea; porque no se sabe lo por venir y ansí es menester pensar todo mal que podría suceder para, como digo, quitar las ocasiones, en especial los locutorios...".  Insiste sobre todo al tratar de los confesores: "Hemos de mirar los tiempos por venir, pues ya hay tanta espiriencia, y quitar las ocasiones".  No se trata precisamente de riesgos eróticos, sino de exclusivismos y celotipias inherentes a la vida común entre mujeres.

La herencia teresiana
Fray P. Efrén J. M. Montalva